Febrero del 2012

Las guerras y nosotros

Por Manuel Porteiro - 29 de Febrero, 2012, 11:52, Categoría: General

EL ESPIRITISMO ES UN MEDIO DIFERENTE DE COMPRENDER LA REALIDAD


 

Las guerras y nosotros

¿Quién no se aturde al oír hablar de guerra? Es una tragedia de la Humanidad. Las guerras representan exprimir esa infección interna que el alma carga en sí. Todas las veces que no estamos en paz con nosotros, nuestra tendencia es derramar ese producto de nuestra intimidad en el ambiente en que estamos y sobre las personas que nos rodean. Ahí tenemos simientes de guerras. Lo que nos aterra en las guerras es la impiedad, la crueldad, la masacre, las explosiones, el bombardeo, la poca posibilidad de defensa que las personas tienen. Parece que hay una obligatoriedad en matar, en destruir. Construcciones que el tiempo tardó en hacer, que los hombres tardaron en levantar, se desmoronan en un solo bombardeo. Quedamos a pensar de donde viene esa fuerza demoníaca, patética que, de repente, toma cuenta de la criatura humana como si fuese una irrupción.

Todo eso proviene de las entrañas de la propia criatura humana. Si. El mundo físico no hace guerras. Encontramos los volcanes, los terremotos, los maremotos, todo eso corresponde a los procesos de reajuste planetario para nuestro bien, para el equilibrio determinado por las Leyes de Dios. Pero, guerra, jamás. Las primaveras se repiten a cada año, como los veranos, los otoños y los inviernos. Los arboles florecen, los pájaros pian, cantan, vuelan, corren, se reproducen. Todo normalmente. Entre nosotros, criaturas humanas, parece que hay una sed de sangre para nada, por el placer mórbido de dominar, por el placer mórbido de determinar, de tener en las manos, de destruir. Naturalmente, pensamos en cómo el mundo aun tiene que evolucionar, que crecer, para librarse de la guerra, para librarse de la tormenta guerrera, belicosa. Pero no es propiamente el mundo que se tiene que modificar, es el ser humano relativamente a su mundo interno. Las malquerencias, violencias, las agresiones verbales y físicas representan esa explosión de la criatura humana, el temperamento rebelde, el grito de cólera. Todo eso son simientes de guerras. Es por causa de esas simientes de guerras que encontramos las guerras grandes, de grandes proporciones, las guerras agigantadas de los campos de batalla, de las naciones entre sí, de las múltiples potencias. Todo eso que vemos en tamaño grande ha comenzado en el campo de batalla interno de cada uno de nosotros.

Imaginemos lo que significa estar de mal con alguien. Maquinamos todo el tiempo la mejor forma de agredir, de atacar, de herir ese alguien. No nos importa si calumniamos, si mentimos. Nuestro objetivo, en aquel momento infeliz, es el de destruir a la persona. Entonces, ¿Cuál es la diferencia de un ejército que lanza bombas sobre otro, que tira con ráfagas de ametralladora a los otros? La diferencia es que hay un momento en que esas cosas parten de nosotros físicamente y hay otros momentos en que esas cosas son psíquicas, son mentales. Los torpedos mentales que enviamos, perjudicando a tantas personas. Vale la pena pensar en la destrucción hecha por las guerras y en nuestra condición delante de todo eso.

* * *

Cuando pensamos en esa cuestión de las guerras con la criatura humana, recordamos de que un día escribió Sigmun Freud, el padre del psicoanálisis, que todos somos dotados de una dualidad de impulsos internos, que él lo llamó de pulso. Cargamos un instinto de vida y un instinto de muerte. Freud llamó al instinto de vida de Eros, instinto de Eros, fuerza de Eros o impulso de Eros. Eros significa todo aquello que es un favor de la vida, que conspira en pro de la vida, de la alegría, de la salud, del trabajo, de la ética, del buen tono, de la amistad. Y el impulso de muerte, uno de sus discípulos austriacos llamó de impulso de Tánatos. Tánatos, muerte en el idioma griego. Entonces, el impulso de muerte no es propiamente de la muerte biológica, es de esa muerte moral, esa muerte idealista, esa muerte que representa todo lo que es negativo para la vida. Todo lo que conspira contra la vida es parte, según Freud, de ese instinto o impulso de muerte o de Tánatos. De ese modo, cuando optamos por la vida, por la salud, por el equilibrio, por la paz, estamos trabajando dentro del impulso de Eros.

Todo cuanto hace bien a la vida, todo cuanto se dirige a la vida, todo lo que enaltece, que la sublima, es parte de Eros. Pero, cuando ocasionamos internamente y nos dejamos arrastrar por la cólera, por la mentira, por el odio, por la envidia, por el impudor, estamos en territorio abierto de la muerte, de Tánatos. Y es en ese territorio abierto que acostumbramos a provocar las guerras. Es muy común que, en el mundo, no estemos acostumbrados a vivir en paz unos con los otros. Sea por envidia que nos hace provocar al vecino, sea por el orgullo, cuando deseamos ser el centro del Universo, el centro de las cosas, cuando tenemos la impresión de que somos la última coca-cola del desierto. En esa hora en que nos damos esa supra-importancia, ciertamente estamos haciendo guerra. Las guerras mentales, esos combates que hacemos mente a mente. Odiamos a las persona sonriendo para ellas, hacemos cuenta de que somos amigos de personas que odiamos, que detestamos: en el empleo, en la calle, en la familia. Son nuestras guerras internas que, antes que exploten del lado de afuera y provocar las tragedias que bien conocemos, implosiona nuestra realidad íntima, estallan dentro de nosotros. Enfermamos físicamente porque, antes, ya estamos enfermos espiritualmente. Es por eso que las guerras son formadas por los componentes que les dan las personas.

No solamente los gobernantes contribuyen para las guerras, no solamente los líderes de Estado contribuyen para ella, más cada ciudadano, cada persona, cada individuo que no vive su vigilancia ética, moral, espiritual. Cada uno de nosotros que se da el derecho de avanzar sobre las cosas de los otros, sobre el derecho de los otros, sobre la vida ajena. Somos, de cierta manera horticultores de la guerra pero, ni de lejos, eso pasa por la mentalidad de la masa. Estamos siempre imaginando que somos víctimas de las guerras y de los guerreros, de los beligerantes, de los violentos y no nos damos cuenta de que nos asociamos a ellos, de que alimentamos esas fuentes de violencia con nuestro impulso de Tánatos, nuestro impulso de muerte. Percibimos, poco a poco que, en ese momento ciclópeo del mundo, en esa hora densa de la Humanidad, tenemos necesidad de rever nuestros papeles en la sociedad. ¿Qué hemos ofrecido al mundo para que sea mejor, más digno, más rutilante? ¿Qué hemos ofrecido a la vida para que sea más digna de ser vivida, para que tenga más sabor, para que tenga fulgor? ¿Y esa familia donde nosotros estamos, que hemos hecho por ella?¿Y nuestra familia, aquella que formamos, aquella que construimos, que hemos hecho por ella? Las guerras son el corolario, son la agrupación de nuestras propias realizaciones. Vale la pena buscar la paz a través del pensamiento superior, de la oración, de la vivencia positiva en el bien, del socorro a nuestro semejante, hasta el día en que nuestro reloj cardíaco pare y viajemos de aquí para el Reino de la paz.

Raúl Teixeira

Transcrição do Programa Vida e Valores, de número 157, apresentado por Raul Teixeira, sob coordenação da Federação Espírita do Paraná. Programa gravado em julho de 2008. Exibido pela NET, Canal 20, Curitiba, no dia 06.09.2009.

Traducido por Jacob.
 

Enviado por: "Mari" akardec@akardec.com


A mis amigos que deseen recibir mensajes de la filosofía espírita los invito a que se registren en cualquiera de las direcciones que aparecen abajo, todas ellas son administradas por la Fraternidad Kardeciana del Ecuador.
 

Fraternidad Kardeciana del Ecuador
http://espanol.groups.yahoo.com/group/fkecuador/
http://fkecuador.blogspot.com/

 
Revista Espíritu de la Verdad
 
 
http://espanol.groups.yahoo.com/group/MENS_AGITAT_MOLEM/
http://fkecuador-mensagitatmolem.blogspot.com/
 
Instituto de Formación Espírita
http://espanol.groups.yahoo.com/group/FIAT_LUX_de_la_FKE/
http://fkecuador-fiatlux.blogspot.com/
 
Estudios Filosóficos
http://espanol.groups.yahoo.com/group/AD_VITAM_AETERNAM_de_la_FKE/
http://fkecuador-advitamaeternam.blogspot.com/
 
 
Esta medida la adopto en vista que mi proveedor de internet no me permite enviar mensajes a más de 15 destinatarios por vez  y cada 10 ó 15 minutos, por lo que necesitaría estar sentado frente a la computadora por muchas horas. Además también deseo que nuevamente las compañías extranjeras que espían a los usuarios de internet no me vuelvan a colocar en sus listas negras como spammer.
 
Gracias por su comprensión y espero se registren en cualquiera de los grupos o blog´s de la FKE y reciban con regularidad estos mensajes.

Fraternidad y Salud Pública por Frei Betto

Por Manuel Porteiro - 28 de Febrero, 2012, 23:01, Categoría: General

Fraternidad y Salud Pública
 
 
Frei Betto
Escritor y asesor de movimentos sociais
Adital

El título de este artículo es el tema de la Campaña de la Fraternidad 2012, promovida por la CNBB (Conferencia Nacional de Obispos del Brasil). Iniciada el miércoles de ceniza, la campaña dura hasta el domingo de Pascua y tiene como lema un versículo del libro del Eclesiástico (38,8): "Que la salud se extienda sobre la Tierra”.

Salud y tradición cristiana están ligadas íntimamente. En los evangelios Jesús destaca por curar física, síquica y espiritualmente. A lo largo de la historia occidental la Iglesia siempre ha sido proveedora de salud. Por iniciativa suya surgieron los primeros hospitales, los sanatorios y, en el Brasil, las Santas Casas de Misericordia. En los santuarios, desde Aparecida hasta Juazeiro do Norte, la manifestación de fe del pueblo en la curación -bendición de Dios por intercesión de los santos- se manifiesta en las "salas de los milagros”, donde se exhiben los exvotos.

Los obispos reconocen los avances de la salud en el Brasil, así como la reducción de la mortalidad infantil (en la que la Pastoral de la Niñez, por iniciativa de la Dra. Zilda Arns, desempeña un papel fundamental). En 1980 se registraron 69.12 muertes por cada mil nacidos vivos El año 2000 ese índice se redujo a 19.88. La expectativa de vida en el Brasil presenta una significativa evolución en las últimas décadas. En el año 2008 la esperanza de vida de los brasileños, al nacer, llegó a los 72 años, 10 meses y 10 días. Entre los varones la media es de 69.11 años, y entre los mujeres de 76.71.

De 1980 al 2000 la población de ancianos creció un 107%, mientras que la de jóvenes sólo un 14 % (según el Ministerio de Salud, 2011). En 1980, los niños de 0 a 14 años representaban un 38.25% de la población; en el 2009 bajó a un 26.04%. El nivel de población con 65 años o más subió de un 4.01% al 6.67% durante el mismo período. En el 2050 el primer grupo representará el 13.15%, en tanto que los ancianos llegarán a ser el 22.17% de la población total.

La mejoría de las condiciones de vida en general trajo mayor longevidad a la población. El número de ancianos ya llegó a los 21 millones de personas. La perspectiva apunta a la duplicación de este segmento en los próximos veinte años, o sea una ampliación del 8% hasta el 15%. Sin embargo el porcentual de niños y jóvenes va de caída. Una de las causas es la disminución del índice de fecundidad por pareja, que en el 2008 bajó a 1.8 hijos, lo que aproxima al Brasil a los países con menores tasas de crecimiento. Y como la mortalidad infantil todavía es alta en relación a los mejores indicadores -19.88/1000- se constata una preocupante disminución porcentual de la franja etaria más joven. O sea que en nuestro país se está dando una impactante transición demográfica.

A juzgar por las proyecciones, esa transición demográfica cambiará la composición de la población brasileña. Según estimaciones, en el 2050 habrá cien millones de individuos con más de 50 años, con consecuencias directas en el campo de la salud. Hoy día la hipertensión afecta a la mitad de los ancianos. Los dolores en la columna, la artritis, el reumatismo, son dolencias muy comunes entre los mayores de 60 años.

El consumismo y la falta de educación nutricional están cambiando el patrón físico del brasileño. El exceso de peso y la obesidad son cada día más frecuentes. Según el IBGE, en el 2009 el sobrepeso alcanzó a más del 30% de los niños entre 5 y 9 años; a casi un 20% de la población entre los 10 y los 19 años; a un 48% de las mujeres; y a un 50.1 de los varones mayores de 20 años. En resumen, un 48.1 % de la población brasileña está por encima de su peso normal, y un 15 % son obesos.

Se trata de una verdadera epidemia. Desde el 2003 la POF (Investigación Presupuestaria Familiar) indica que las familias están sustituyendo la alimentación tradicional en la dieta del brasileño (arroz, frijoles, hortalizas) por la industrializada, más calórica y menos nutritiva, con repercusión en el equilibrio del organismo, pudiendo ocasionar enfermedades como el descontrol de la presión arterial y la diabetes.

A pesar de los avances, la Campaña de la Fraternidad considera el SUS un "caos, sobre todo ante la opinión de los más necesitados de sus servicios”. Garantizar a toda la población los derechos y los recursos previstos en la Constitución sobre la Seguridad Social (Asistencia Social, Previsión Social y Salud) es uno de los principales desafíos en la actualidad. A contrapelo de lo que prevé la Constitución, son las familias quienes más gastan en salud. Los datos del IBGE demuestran que el gasto en salud representó un 8.4% del PIB del país en el año 2007. Del total, un 58.4% fueron gastados por las familias, en tanto que un 41.6 % quedó a cargo del sector público.

En los países ricos el 70 % de los gastos en salud es cubierto por el gobierno y sólo el 30 % por las familias. Según especialistas del área de Salud Pública, el gasto total en salud, en el 2009, fue de US$ 110 mil millones (el 8.5% del PIB), siendo US$ 56 mil millones (o sea un 47 % de los gastos, o un 4 % del PIB) de recursos públicos, y US$ 57 mil millones (el 53%, o un 4.5% del PIB) de recursos privados. El presupuesto del país para salud, en el 2011, fue de US$ 30 mil millones. De ese total sólo US$ 5 mil millones fueron invertidos en la atención básica de la salud, por medio de programas del Ministerio de Salud.

El Brasil cuenta con más de 192 millones de habitantes y 5.565 municipios. Muchos de esos municipios, principalmente de las regiones del norte, nordeste y centro oeste, no disponen de profesionales de la salud para los cuidados elementales, y en centenares de ellos no hay médicos para la atención diaria de la población.

Casi 150 millones de brasileños (un 78% de la totalidad) dependen del SUS para tener acceso a los servicios de salud, pues no tienen el privilegio de la parcela de los otros 40 millones que pagan planes privados de salud, por miedo a la ineficiencia del SUS.

"Vine para que todos tengan vida y vida abundante”, dijo Jesús (Juan 10,10). Si esto no se cumple, nos toca a nosotros con nuestro voto y labor ciudadana hacer presión y exigencia para lograr una nación saludable.

Frei Betto es escritor, autor de "Conversación sobre la fe y la ciencia”, junto con Marcelo Gleiser.
http://www.freibetto.org/ - twitter:@freibetto.
Copyright 2012 – Frei Betto - No es permitida la reproducción de este artículo por cualquier medio, electrónico o impreso, sin autorización. Le invitamos a que se suscriba a todos los artículos de Frei Betto; de este modo usted los recibirá directamente en su correo electrónico.
Contacto – MHPAL – Agência Literária (mhpal@terra.com.br)
Traducción de J.L.Burguet].

El nuevo fetiche por Frei Betto

Por Manuel Porteiro - 17 de Febrero, 2012, 9:43, Categoría: General

16.02.12 - Mundo
El nuevo fetiche
Frei Betto
Escritor y asesor de movimentos sociais
Adital

La modernidad, período que se extendió durante los últimos cinco siglos, está en crisis. Hoy vivimos, no una época de cambios sino un cambio de época. En este milenio que comienza emerge algo impropiamente llamado posmodernidad, que parece muy diferente de todo cuanto nos ha precedido, conformando un nuevo paradigma.

En la Edad Media la cultura giraba en torno a la figura divina, en torno a la idea de Dios. En la modernidad se centra en el ser humano, en la razón y en sus dos hijas preferidas: la ciencia y la tecnología.

Uno de los símbolos que mejor expresa este paso es la pintura de Miguel Ángel "La creación de Adán”, que está en el techo de la Capilla Sixtina: Dios Padre, con una larga barba, recubierto de vestimentas, representa el teocentrismo de la época ante el hombre desnudo, fuertemente atraído hacia la Tierra. El hombre extiende el dedo para no perder el contacto con lo trascendente, con lo divino. La desnudez de Adán traduce la llegada del antropocentrismo y de la revolución que la modernidad representa en nuestra cultura.

El episodio característico de la modernidad sucedió en 1682, cuando el señor Halley, basado exclusivamente en cálculos matemáticos -pues no disponía de instrumentos ópticos-, previó que un cometa volvería a aparecer en el cielo de Londres dentro de 76 años. Muchos le tomaron por loco. ¿Cómo, encerrado en su gabinete, basado en cálculos hechos sobre un papel, iba a poder predecir el movimiento de los astros en el cielo? ¿Quién sino Dios domina la bóveda celeste?

El señor Halley murió en 1742, antes de que se cumplieran los 76 años previstos. En 1758 el cometa, que hoy lleva su nombre, volvió a iluminar los cielos de Londres. ¡Era la gloria de la razón!

"Si es así -dijeron-, si la razón es capaz de prever los movimientos de los astros, como demostraron Copérnico y Galileo, y después Newton, uno de los pilares de nuestra cultura, entonces ella podrá resolver todos los dramas humanos. Pondrá fin al sufrimiento, al dolor, al hambre, a la peste. ¡Creará un mundo de luces, progreso y felicidad!”.

Cinco siglos después, el saldo no es de los más positivos. Muy al contrario. Los datos son de la FAO: somos 7 mil millones de personas en el planeta, de las que la mitad vive por debajo del nivel de pobreza, y 852 millones sobreviven con hambre crónica.

Hay quien afirma que el problema del hambre es causado por el exceso de bocas. Y por eso propone el control de la natalidad. Yo me opongo al control, aunque estoy de acuerdo con la planificación familiar. El primero es impositivo, el segundo respeta la libertad de la pareja. Y no acepto el argumento de que hay excesivas bocas; ni que faltan alimentos. Según la FAO, el mundo produce lo suficiente para alimentar 11 mil millones de bocas. Lo que hay es falta de justicia, de compartimiento y excesiva concentración de la riqueza.

Por atravesar un período de mucha inseguridad, las personas buscan respuestas fuera de lo razonable. Obsérvese, por ejemplo, el fenómeno del esoterismo: nunca Dios estuvo tan en boga como ahora. Suscita pasiones y fundamentalismos, a favor y en contra.

La crisis de la modernidad culmina en el momento en que el sistema capitalista alcanza su suprema hegemonía con el fin del socialismo, y adquiere un nuevo carácter, llamado neoliberal.

¿Cuáles son las claves de lectura de dicho cambio del liberalismo al neoliberalismo? Bajo el liberalismo se hablaba mucho de desarrollo. En la década de 1960 surgió la teoría del desarrollo, que incluía también la noción de subdesarrollo; y se creó la Alianza para el Progreso, destinada a "desarrollar” América Latina.

La palabra "desarrollo” tiene cierto componente ético porque al menos se imagina que todos deben resultar beneficiados. Hoy el término es "modernización”, que no tiene contenido humano sino una fuerte connotación tecnológica. Modernizar es equiparse tecnológicamente, competir, lograr que mi empresa, mi ciudad, mi país, se aproximen al paradigma primermundista, aunque ello signifique sacrificio para millones de personas.

El Mercado es el nuevo fetiche religioso de la sociedad en que vivimos. Antes por la mañana nuestros abuelos consultaban la Biblia. Nuestros padres el servicio de meteorología. Hoy se consultan los índices del Mercado.

Ante una catástrofe o un acontecimiento inesperado dicen los comentaristas económicos: "Veamos cómo reacciona el Mercado”. Y yo imagino un señor, el señor Mercado, encerrado en su castillo y gritando por el celular: ”No me gustó el discurso del ministro. Estoy enojado”. Y a esa misma hora los telediarios destacan: "El mercado no reaccionó bien ante el discurso ministerial”.

El mercado ahora es internacional, globalizado, se mueve según sus propias reglas, y no de acuerdo con las necesidades humanas. De hecho predomina la globocolonización, la imposición al planeta del modelo anglosajón de sociedad. Centrado en el consumismo, en la especulación, en la transformación del mundo en un casino global.

Ante la crisis financiera que afecta al capitalismo, y en especial a los derechos sociales conquistados en los últimos dos siglos, es hora de preguntarse cuál será el paradigma de la posmodernidad. ¿Mercado o "globalización de la solidaridad”, en expresión del papa Juan Pablo II?

[Frei Betto es escritor, autor de "Calendario del poder”, entre otros libros. http://www.freibetto.org/> twitter:@freibetto.
Copyright 2012 – Frei Betto - No es permitida la reproducción de este artículo por cualquier medio, electrónico o impreso, sin autorización. Le invitamos a que se suscriba a todos los artículos de Frei Betto; de este modo usted los recibirá directamente en su correo electrónico.
Contacto – MHPAL – Agência Literária (mhpal@terra.com.br)
Traducción de J.L.Burguet].

Los desvaríos del Ministerio de Sanidad

Por Manuel Porteiro - 17 de Febrero, 2012, 9:07, Categoría: General

Los desvaríos del Ministerio de Sanidad
www.dsalud.com

En el ámbito de la salud es igual quién gobierne en España: al frente del Ministerio de Sanidad siempre se designa a alguien que termina estando al servicio de los grupos de poder, muy especialmente el de las multinacionales farmacéuticas.

Así que la posibilidad de que la sociedad acceda algún día a médicos y servicios de salud realmente eficaces y curativos en lugar de paliativos y iatrogénicos es nula.

¿Que ello lleva a la desesperación a millones de personas, ignorantes de que se les está engañando? No importa.

¿Que ello lleva a la muerte sólo en nuestros hospitales públicos a más de 400.000 personas cada año mientras son "tratadas" de esa manera (morbilidad hospitalaria española según el Instituto Nacional de Estadística)? No importa.

¿Que los médicos empiezan a ver desesperados cómo cada año la industria se inventa nuevas enfermedades para así poder vender fármacos "específicos" para ellas -una auténtica burla en realidad- y en estos momentos es ya tal la cantidad de patologías existentes -miles- que ni los propios galenos se saben sus nombres y los síntomas que se supone les caracteriza siendo por ello incapaces de identificarlas y, por tanto, de afrontar el problema de sus enfermos? No importa.

¿Que la industria ha decidido dada la imposibilidad de curar con sus fármacos una sola de sus inventadas enfermedades hacer negocio alegando que sí puede prevenirlas comercializando para ellas todo tipo de vacunas que dar a las personas sanas? No importa.

¿Que esas vacunas no previenen nada porque jamás una sola vacuna ha demostrado prevenir una sola enfermedad? No importa.

Y retamos públicamente a los colegios médicos, a los laboratorios y al Ministerio de Sanidad a que nos entreguen la documentación científica que prueba que al menos una sí lo logra. Que nos demuestren que hay una sola vacuna que previene alguna enfermedad. La que sea.

Es más, les retamos a que nos demuestren que el VIH existe y es la causa del SIDA.

Y que los tratamientos oncológicos oficialmente aprobados y de obligado uso en los centros públicos previenen o curan el cáncer.

O que una sola de las drogas usadas por los psiquiatras previene o cura alguna de las inventadas enfermedades psiquiátricas.

O que conocen siquiera un solo fármaco que prevenga o cure alguna de las llamadas enfermedades crónicas y degenerativas; y nos da igual si es un fármaco para el parkinson, el alzheimer, la ataxia cerebelosa, la esclerosis múltiple, la fibromialgia, la fatiga crónica, la psoriasis, el lupus eritematoso, la sensibilidad química múltiple o cualquier otra de las miles de enfermedades hoy catalogadas.

Es más, que nos demuestren que hay un solo fármaco realmente eficaz que prevenga o cure cualquiera de las "enfermedades" más simples: el resfriado, la gripe común, el acné, una rinitis. No podrán porque no existen tales fármacos. Nada de lo que hemos comentado pueden demostrarlo científicamente.

En cambio sí está científicamente constatada la enorme peligrosidad de casi todos ellos: incluidas las vacunas con las que irresponsablemente se inocula a los bebés y los niños.

Luego, ¿qué está pasando? ¿Cómo es posible que los médicos sigan haciendo el juego a la mafia que dirige un sistema sanitario tan podrido como el implantado por quienes controlan el negocio mediante testaferros en la OMS, las agencias internacionales de presunto control de fármacos, los ministerios de Sanidad, los colegios médicos y las facultades de Medicina?

Y, sobre todo, ¿cómo es posible que se mienta una y otra vez públicamente sin que a nadie le pase nada? ¿Cómo es posible que se haga el juego a empresas que en las últimas décadas han sido llevadas a los tribunales en innumerables ocasiones por graves delitos con resultado de millones de víctimas -entre ellas decenas de miles de muertes- cuyos dirigentes no están en la cárcel porque el podrido sistema político-judicial occidental les permite comprar con dinero su impunidad?

Que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad diera a conocer el pasado mes de diciembre un informe diciendo por ejemplo que sólo "unas pocas" de las llamadas terapias naturales "han demostrado su eficacia en situaciones clínicas concretas mediante la aplicación de métodos científicos" es una burla.

Porque ni uno solo de los fármacos que el ministerio ha aprobado, ha demostrado científicamente prevenir o curar una sola patología.

Es más, ¿cómo permite el ministerio por ejemplo que haya médicos que digan que los productos homeopáticos no sirven para nada cuando tienen hoy la consideración de fármacos y su venta está restringida a las farmacias? Si no sirven para nada su venta es una estafa y debería procesarse de inmediato a quienes los fabrican, los comercializan y los distribuyen pero sobre todo a los médicos que los recetan, a los farmacéuticos que los venden y a los responsables sanitarios que los han aprobado. ¡Todos a los tribunales! Y si no procede. ¡que se lleve a los tribunales a quienes se burlan de ellos por intentar engañar gravemente a la población!

La verdad es que vivimos una situación esperpéntica. El Ministerio de Sanidad debería replantearse en serio la eficacia de los tratamientos y productos que financia el estado.

¡Ya está bien de despilfarrar miles de millones de euros en productos iatrogénicos que ni previenen ni curan nada! Es hora de que alguien ordene que se revise lo aprobado hasta hoy. Es indignante que se exija un comportamiento ético a todo el mundo. y se obvie a los agentes involucrados en el "negocio de la enfermedad".

Hay que regenerar urgentemente el putrefacto sistema sanitario a nivel mundial pero para eso debemos empezar haciéndolo nosotros en nuestra propia casa. Es cada vez más urgente.

José Antonio Campoy

Director de Más Allá de la Ciencia

Encuentro con Fidel: ‘La Revolución cubana es una obra Evangélica’ por Frei Betto

Por Manuel Porteiro - 16 de Febrero, 2012, 9:48, Categoría: General

Encuentro con Fidel: ‘La Revolución cubana es una obra Evangélica’
 
15.02.12 - Cuba
 

11 Febrero 2012


Frei Betto en el encuentro con
Fidel Castro, en La Habana.
Foto: Alex Castro/ Cubadebate

Comandante, con profunda tristeza para los enemigos de este país -y enorme alegría para nosotros, los amigos de este país- se constata su excelente estado de salud y brillante lucidez. Usted ha dicho que Chávez se preocupa de cada detalle y a mí me gusta el sistema cubano de división social de trabajo: el pueblo cuida de la producción económica, Raúl de la política y Fidel de la ideología, como todos (hemos apreciado) esta tarde que pasamos aquí. Dos temas quizás no son tratados aquí todavía o no se han tocado. Voy a empezar por el primero, que se tocó brevemente por Pérez Esquivel:

Cuando me preguntan cómo logré conocer bien la Revolución cubana, yo digo: No basta conocer la Historia de Cuba, no basta conocer el Marxismo, hay que conocer la vida y la obra de José Martí. Para entender a Fidel como lo ha hecho Katiuska (Blanco) hay que conocer la pedagogía de los Jesuitas.

Muchos aquí, como Santiago Alba, el compañero de Túnez, ha experimentado lo que significa una prueba oral en una escuela de Jesuitas. Es duro. De ahí viene Fidel. Yo no soy Jesuita, no estoy haciendo ninguna propaganda. Soy Dominico, pero como soy amigo de Fidel, nos pusimos de acuerdo Dominicos y Jesuitas. En la tradición Jesuita hay una costumbre que se llama examen de conciencia, que se hace en este país, con otros nombres.

Hubo un tiempo -aquí vengo hace más de 30 años-, que se hablaba de Emulación, después de Rectificación, ahora de Lineamientos. Si Stalin estuviese vigente, la gente de aquí de Cuba iba a ser llamada "rectificacionista”. Pero mucha gente no se da cuenta que aquí no se hace cambios en la línea de Lampedusa -cambiar para dejar que quede todo como está-, se hacen los cambios para mejorar esta obra social de la Revolución, que es una obra desde mi punto de vista, no solamente política o ideológica, es una obra Evangélica.

¿Qué significa evangelismo de Jesús? Significa dar comida a quien pasa hambre, salud a quien está enfermo, amparo a quien está desamparado, ocupación a quien está desocupado. Eso está en la letra del Evangelio. Por eso digo que esta es una obra trascendente.

Muchas veces nosotros, en los movimientos progresistas, no estamos haciendo lo que hace la Revolución cubana, nuestro examen de conciencia o nuestra autocrítica. ¿Por qué no hay movimientos progresistas en el mundo, con excepción de los de América Latina? Ante la crisis financiera en Europa, ¿qué propuesta tenemos? Se habla de ocupación de Wall Street, que es un movimiento de indignación, pero mucha gente no se da cuenta de que Wall Street significa "La calle del muro”, y mientras este muro no caiga, nuestra indignación no va a resultar en nada. Va a ser buena para nosotros, no para el pueblo.

Dos cosas son fundamentales, y esas dos cosas se han practicado en la historia de la Revolución cubana. Primero: tener un proyecto, no solamente la indignación. Tener una propuesta, metas. Y, segundo, raíces populares, contacto con el pueblo. Gramsci decía: "El pueblo tiene las vivencias, pero muchas veces no comprende su situación”. Nosotros, intelectuales, comprendemos la realidad pero no la vivenciamos.

Se habló mucho aquí de internet, y creo que hay allí una trinchera de lucha muy importante, pero yo tengo 13 000 seguidores en Twitter, y confieso que me siento mucho más feliz trabajando con 13 campesinos, 13 desocupados, 13 obreros. Muchas veces nuestros movimientos hablan por el pueblo, quieren ser vanguardia del pueblo, escriben para el pueblo, pero no se comprometen con el pueblo. Deberíamos hacer una cierta higienización política. El pueblo no tiene buen olor para nosotros los intelectuales, los artistas, los inteligentes, los cultos. Si el pueblo no va a nosotros, no vamos a ninguna parte.

Cuba es el único país de América Latina que tuvo una revolución exitosa, pues hubo hace poco otras revoluciones en Nicaragua, y otras, pero la más exitosa es esta. Pues no es una revolución como la que hubo en Europa, que era un socialismos peluca, que venía de arriba para abajo. Aquí no, aquí es pelo, de abajo para arriba -yo iba a seguir un poco la ecuación del pelo, porque Zuleica (Romay, presidenta del Instituto Cubano del Libro) tiene un pelo breve, Abel tiene un pelo largo y Fidel tiene equilibrio-. Y la virtud está en el medio.

La hora va avanzando y yo sé que el Comandante tiene todavía esta noche tres delegaciones, hacer ocho llamadas internacionales, leer tres libros y más o menos 200 cables, porque la receta de esta capacidad de trabajo es un secreto de Estado de Cuba. No esperen saber, porque no vamos a saber nunca.

Llamo la atención sobre esto: hay que hacer una autocrítica, preguntarnos cómo está nuestra inserción social para la movilización política y qué proyecto de sociedad estamos elaborando junto con este pueblo, junto con los indignados, campesinos, desocupados.

El segundo tema del que no se habló:

Por evocación del presidente Lula Da Silva y ahora por acogida de la presidenta Dilma, del 20 al 22 de junio de este año se va a reunir en Rio de Janeiro la (reunión) Río +20, donde estuvo el Comandante en el 92 e hizo su más breve discurso, siete minutos, una sorpresa internacional porque todos pensaban que iba a hablar demasiado, pero dijo una frase que se quedó consagrada: Hay que salvar la principal especie en extinción, el ser humano.

¿Qué tenemos que hacer nosotros de ahora en adelante? Convencer a nuestros gobiernos a estar presentes en Río de Janeiro. No podemos permitir que todos esos jefes de Estado den las espaldas a la cuestión ambiental, porque no se trata de salvar el medio ambiente, se trata de salvar el ambiente todo. La gente del G-8 no tiene ningún interés en eso. Obama ha ido a Copenhagen porque había recibido equivocadamente el premio Nobel de la Paz -para vergüenza de Esquivel-, y tenía que pasar por Copenhagen para llegar a Oslo, tenía que hacer una escala técnica. Fue a la conferencia para hacer una demagogia, mas no está comprometido con eso.

Entonces nosotros tenemos dos tareas: movilizar a los jefes de Estado de nuestros países, convencerlos de estar presentes en Rio de Janeiro, porque estar presente allí es apoyar todo un proyecto de preservación ambiental efectivo, de salvación de la humanidad, de salvación de este planeta que ha perdido el 30 por ciento de su capacidad de autogeneración. O hay una intervención humana o vamos a un apocalipsis.

Ahí se va a realizar la Cumbre de los pueblos y la presidenta Dilma nos ha dicho en Porto Alegre, en el Foro Social temático, que esta reunión es más importante que la reunión de los Jefes de Estado. Entonces nuestros movimientos tienen que estar presentes para que esta cumbre pueda sonar muy alto en todo el mundo y cada vez concientizar más gente en este proyecto ambiental que por su urgencia tiene también una dimensión política muy curiosa. El tema de la ecología, de todos los temas curiosos, es el único que no hace distinción de clases. La ecología es como los aviones comerciales, que tienen dos clases, ejecutiva y económica, pero, cuando viene abajo, todos mueren igualito. No hay privilegios.

Y termino, Comandante, agradeciéndole por su paciencia, su diálogo con todo este grupo, su capacidad de escuchar. Agradezco, también, a Abel, a Zuleica, a todos los compañeros y compañeras de Cuba, al pueblo que nos escucha, que se interesa por nuestro debate, por nuestra conversación. Pido que Dios bendiga a este país y que cuide la vida de Fidel y su salud.
 

[Transcripción: Cubadebate]

Generar vida y generar muerte por Ivone Gebara

Por Manuel Porteiro - 16 de Febrero, 2012, 9:33, Categoría: General

Generar vida y generar muerte
Ivone Gebara
15.02.12 - Mundo

Me espanta la facilidad con la que algunos clérigos y obispos afirman poder distinguir con claridad las fuerzas generadoras de vida y las generadoras de muerte. Reflexionan como si estuvieran en un campo de certezas. No perciben que la propia utilización de esas dos palabras sobre todo en sus discursos acalorados sobre la importancia de elegir la vida conduce casi necesariamente a defender trampas mortales y provocar formas sutiles de violencia. ¿Qué es la vida? ¿Qué es la muerte? ¿Es posible que la muerte se sustente fuera de la vida, y la vida fuera de la muerte? ¿No somos vida y muerte al mismo tiempo? ¿No somos siempre aprendices, marchando inestablemente, dando un paso después del otro en las decisiones diarias que intentamos tomar?

Hace algún tiempo que la Iglesia Católica en Brasil está desarrollando una línea equivocada de defensa de la vida. Cuando hablan de la defensa de la vida, reducen el término vida a la vida del feto humano y, una vez segura la vida del feto, se olvidan de todos los demás aspectos y personajes reales de la compleja trama de la vida. Me pregunto de nuevo por qué insisten en ese error y en ese límite lógico condenado también en muchos sentidos por los muchos filósofos y teólogos de la Tradición Cristiana. Se alejan hasta de las últimas reflexiones de Benito XVI que, con justicia, reflexiona sobre la complejidad de la vida en el universo, incluida la vida humana.

Me espanta constatar una vez más la poca formación filosófica y teológica por parte del episcopado y de muchos clérigos que se alzan para defender la vida, pero tiran piedras contra las personas que consideran "mal-amadas” sólo porque defienden un ideario diferente del suyo. ¿Por qué "mal-amada” o "mal-amado” ha de ser una forma de menospreciar o disminuir a las personas? ¿Qué quieren decir realmente con eso?

¿No estamos todos nosotros necesitados de amor? ¿No es el amor la misión cristiana? ¿No es para los descuidados, olvidados y "mal-amados” para los que el cristianismo dice mantener su misión a ejemplo de Jesús? Es desconcertante percibir que usan expresiones de ese tipo e instrumentalizan el mensaje cristiano para afirmar posiciones discordantes, como lo hace Benedito Simão, obispo de Assis y Presidente de la Comisión para la vida del Regional Sur I de la CNBB. En una entrevista al Grupo Estado de São Paulo, la semana pasada, con ocasión de la elección de la Profesora y Doctora Eleonora Menicucci como ministra Secretaria de Políticas para las Mujeres, el citado obispo calificó a la nueva ministra como de "mal-amada” y, con ello le faltó al respeto e incitó a la falta de respeto y a la falta de diálogo en relación a la responsabilidad pública de abordar los serios problemas sociales.

¿Sería el obispo, entonces, un privilegiado "bien amado”? ¿En virtud de qué criterios?

La falta de respeto a las historias y elecciones personales, a los muchos sufrimientos y razones de muchas mujeres, se vuelve moneda corriente en muchas iglesias cristianas que se arman para una llamada "guerra santa”, sin preocuparse de aproximarse a las personas envueltas en situaciones de desesperación. Usan su autoridad sobre el pueblo para gritar palabras de orden y, en nombre de su dios, confundir las mentes y los corazones.

Se pierde la civilidad. Se pierde el deseo de consagrarse a la sabiduría y al buen sentido. Se pierde una escucha de los acontecimientos y un acercamiento respetuoso a los sufrimientos ajenos. Apenas se responde a partir de PRINCIPIOS y de una pretendida autoridad. Pero ¿qué son los principios fuera de la vida cotidiana de las personas de carne y hueso? ¿Cuál es el techo de los principios? ¿Quién los establece? ¿Dónde viven? ¿Cómo se conjugan las diferentes situaciones de la vida? La invitación a reflexionar se hace absolutamente necesaria cuando las tinieblas de la ignorancia oscurecen las mentes y los corazones.

En este momento crítico de incredulidad respecto a muchos valores humanos, las actitudes policiacas de uno o más obispos, de clérigos y pastores, así como de algunos fieles, nos aterran. La ignorancia de las propias fuentes del Evangelio y la instrumentalización de la fe de los más sencillos nos espantan. La democracia real está en peligro. La libertad está amenazada por el oscurantismo religioso.

De nada sirven palabras como diálogo, escucha, conversión, solidaridad, respeto a la vida, cuando en la práctica es la violencia y la defensa de ideas preconcebidas las que parecen guiar algunos comportamientos religiosos públicos. Seguimos olvidando que no se debe tomar el nombre de Dios en vano. No sólo su nombre, pues esto ya lo hacen. Tomar a Dios en vano es tomar a las criaturas en vano, discriminándolas, faltándoles al respecto y juzgándolas de antemano. Todas/os tenemos pajas atravesadas en nuestros ojos, y yo, la primera. Por eso, cada persona o grupo apenas consigue ver algo de realidad, que es siempre mayor que nosotras. Entre tanto, si queremos ver un poco más, se nos invita a acercarnos desarmadas a los otros. Se nos desafía a escuchar, mirar, sentir, acoger, preguntar, conversar como si el cuerpo del otro o de la otra pudiese ser mi propio cuerpo, como si los ojos y oídos de los otros pudiesen completar mi visión y mi escucha. Y más, como si los sufrimientos ajenos pudiesen ser en realidad mis propios sufrimientos, y sus historias de vida, mis maestras. Sólo así podremos tener un poco de autoridad digna. Solo así nuestras bellas palabras no estarán huecas. Y, tal vez, en esa renovada apertura a cada día, podremos creer en la necesidad vital de cargar unos los fardos de los otros y esperar que la fraternidad y la solidaridad sean posibles en nuestras relaciones.

Febrero, 2012

[Traducción: María José Ferrer Echávarri
Fuente: Adital -
http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=PT&cod=64343].

Mi nombre es miedo por Frei Betto-EXCELENTE

Por Manuel Porteiro - 10 de Febrero, 2012, 9:07, Categoría: General

09.02.12 - Mundo
Mi nombre es miedo
 
Frei Betto
Escritor y asesor de movimentos sociais
Adital

Mi propósito es dominar corazones y mentes. Inculcar en cada uno el miedo al otro. Miedo a extender la mano, a tocar, para saludar, la piel impregnada de bacterias.

Miedo a abrir la puerta y recibir a un intruso necesitado de solidaridad y de apoyo. Con toda seguridad él quiere arrebatarle dinero o algún otro bien. Peor: quiere su afecto. Por eso, es mejor no ceder ante la llamada seductora. Evite el sufrimiento, tenga miedo de amar.

Los quiero a todos con miedo a la comunidad, al vecino, al compañero de trabajo. Miedo al tráfico caótico, a las autopistas asesinas, a los guardias que intimidan y denuncian. Miedo a la calle y al mundo.

Conviene encerrarse en casa, volverse prisionero de la fragilidad y de la desconfianza. Refuerce la seguridad de las puertas con llaves y cerrojos; recubra las ventajas con rejas; coloque alarmas y cámaras por todos los rincones.

Haga de su predio o condominio una cárcel de lujo, repleta de controles y vigilantes, y en el que el clima de hostilidad reinante despierte en cada visitante la ojeriza al placer de la amistad.

Tema al Estado y a sus tentáculos burocráticos, a los pesados impuestos que nos cobra, a las fuerzas policiales y a los servicios de información y de espionaje. ¿Quién garantiza que su teléfono no está intervenido? ¿Qué sus mensajes electrónicos no son chequeados por terceros?

Es más prudente evitar ser transparente, sincero, alegre. Su actitud puede ser interpretada como irreverencia o incluso como una amenaza al sistema.

Aléjese de quien no se compara a usted en clase, en ingresos, en cultura y en el color de la piel; de los ojos envidiosos, de la codicia, del abrazo de quien pretenda meterle un cuchillo en la espalda.

Tenga miedo a la vejez, pues es preanuncio de la muerte. Abomine del crecimiento aritmético de su edad. Nunca emplee el vocablo ‘viejo’; como mucho, admita el de ‘mayor’.

Tema la gordura que le hincha las carnes, la arruga que apareció en el rostro, la celulitis en las piernas, el hilo blanco en el cabello. Es horrible perder la juventud, la esbeltez, el cuerpo deseado.

Tenga miedo a su mayor enemiga: la muerte. Ella se insinúa cuando usted cae enfermo. Sepa que nadie se preocupa por la salud de usted. Por su bolsa sí. Basta con enfermarse para que se note cómo le van a humillar los servicios médicos y los planes de salud.

¡Que nadie se mueva! ¿Por qué viajar, abandonar el confort doméstico y arriesgarse a un accidente de autobús, de barco o de avión? Nunca se sabe cuándo, cómo y dónde atacarán los terroristas. ¿Quién diría que en una bucólica isla de la pacífica Noruega el terror provocaría un genocidio?

Mi nombre es miedo. ¡Acójame en su vida! Sé que perderá la libertad, la alegría de vivir, el placer de ser feliz… pero le daré a usted lo que más desea: ¡seguridad!

En mis brazos usted estará tan seguro como un difunto en su caja, al que ya nadie podrá infligir ningún mal, y ni siquiera amedrentarlo.

[Frei Betto es escritor, autor de "Calendario del poder”, entre otros libros. http://www.freibetto.org/> twitter:@freibetto.
Copyright 2012 – Frei Betto - No es permitida la reproducción de este artículo por cualquier medio, electrónico o impreso, sin autorización. Le invitamos a que se suscriba a todos los artículos de Frei Betto; de este modo usted los recibirá directamente en su correo electrónico.
Contacto – MHPAL – Agência Literária (mhpal@terra.com.br)
Traducción de J.L.Burguet]

Hambre mundial – El precio de la codicia y la imprevisión

Por Manuel Porteiro - 8 de Febrero, 2012, 10:40, Categoría: General

 
 

Hambre mundial – El precio de la codicia y la imprevisión

La especulación en tierras y productos básicos, el auge de los biocombustibles, las políticas agrícolas de países ricos e instituciones multilaterales, y el cambio climático exacerban la crisis alimentaria mundial, según estudios elaborados por organizaciones de la sociedad civil y de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

“El aumento de las inversiones es de importancia crítica para reducir el déficit de compromisos prevaleciente” en materia de seguridad alimentaria, pero “elevaron las demandas y presiones” en el sector agrícola “e instalaron tensiones en los sistemas de tenencia de tierras”, advirtió el director general adjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Hiroyuki Konuma al abrir en enero en Bangkok la Consulta a Expertos sobre Inversiones Agrícolas y Acceso a la Tierra. “En algunos casos, esas inversiones se hicieron a costas del derecho sobre la tierra de hombres y mujeres pobres, para los que estas propiedades suponen un importante seguro social”.

La FAO concluyó que “el acceso y la propiedad de la tierra son medios para aliviar la pobreza y proteger el ecosistema. La tierra es uno de los bienes más apreciados en el mundo rural”.

En su informe, titulado Farming Money (Cosechando dinero), Amigos de la Tierra Europa expuso el alcance de la especulación con productos básicos y con compras de tierras a manos de firmas financieras europeas. El estudio revela la participación de veintinueve bancos, fondos de pensión y compañías de seguros de ese continente en “actividades destructivas” que “conducen a una catastrófica inestabilidad en los precios mundiales de los alimentos, precipitando a millones de personas a la pobreza y el hambre”, según Daniel Pentzlin, directivo de esa organización ambientalista. “Bancos, aseguradoras y fondos europeos […] hacen apuestas con vidas humanas acumulan un enorme lucro. Se requiere una estricta regulación del sector para proteger a los más pobres”.

El informe explica que, con la incertidumbre financiera mundial, “las inversiones de productos agrícolas a futuro se han vuelto cada día más atractivas para los inversores y especuladores financieros. Miles de millones de euros y de dólares inundan y se repliegan de los mercados de productos básicos, causando repentinos picos de precios […]. Cuando el encarecimiento golpea más duro a los más vulnerables, amenazando su derecho al alimento, las oscilaciones rápidas de precios también afectan a los agricultores pobres”.

“La creciente demanda por biocombustibles fue un gran factor en la reciente ola de encarecimiento de los productos agrícolas. Las políticas [de aliento a esa fuente de energía] crearon un shock de demanda. Tierras y cosechas dejan de dedicarse a la producción de alimentos, hay menos comida en oferta y los precios crecen”, dice el estudio.

La crisis de 2011 no fue un caso aislado

El informe elaborado por Save the Children y Oxfam, titulado Un retraso peligroso, trata de explicar la tardanza en la respuesta internacional a la crisis alimentaria en el Cuerno de África. “Esta crisis se ha producido a pesar de que se había pronosticado. Aunque la sequía provocó la crisis, fueron factores humanos los que la convirtieron en una emergencia mortal”, afirma.

“Desgraciadamente, la crisis de 2011 no es un caso aislado. La respuesta a la sequía siempre es demasiado escasa y demasiado tardía, lo cual constituye un fracaso del conjunto del sistema internacional, tanto ‘humanitario’ como de ‘desarrollo’. El resultado de este fracaso es que las personas afectadas […] pierden sus medios de vida y puede que sus propias vidas. Las mujeres suelen ser las más perjudicadas, ya que generalmente son las últimas en comer, y quienes menos comen. Además, el hambre amenaza la salud y el desarrollo de los niños y niñas, y por tanto el bienestar de las generaciones futuras”, añade.

En el Cuerno de África existían indicios de que se avecinaba una crisis ya desde agosto de 2010, en noviembre se confirmaron y su intensidad aumentó a principios de 2011. “Algunos actores respondieron en ese momento, pero la respuesta a gran escala sólo se produjo después de que no se registrasen lluvias por segunda vez consecutiva. Para entonces, en algunos lugares las personas ya estaban muriendo. Muchas habían perdido sus medios de vida y muchas más –sobre todo mujeres y niños- estaban sufriendo dificultades extremas”, según el informe.

La recaudación de grandes sumas para una respuesta humanitaria depende de que exista una atención considerable por parte de los medios de comunicación y de la opinión pública. Esto sólo sucedió cuando la situación fue crítica.

Pero “esperar a que se produzca una situación crítica para responder no es la manera adecuada de abordar la vulnerabilidad crónica y las sequías recurrentes en lugares como el Cuerno de África”, explica el informe Un retraso peligroso y concluye: “Es una prioridad situar la adaptación al cambio climático y la reducción del riesgo de desastres en el corazón del enfoque de desarrollo”.

Los recursos mundiales son suficientes

El Informe de Social Watch 2012 destaca que en el planeta hay abundancia de recursos, los cuales “son suficientes para cubrir las necesidades fundamentales de los siete mil millones de habitantes del mundo”. Sin embargo, demasiadas personas padecen hambre. Según el informe 2010 de la FAO, ochocientos cincuenta millones de personas sufren hambre, y esa cifra crece por el aumento en el precio de los alimentos.

“La especulación financiera y de mercancías ha socavado la seguridad alimentaria y causado la retirada de millones de hectáreas de tierra de la producción de alimentos para dedicarlas a usos no sustentables”, explicó el Grupo de Reflexión de la Sociedad Civil sobre Desarrollo Mundial, integrado por miembros destacados de Social Watch, la Fundación Friedrich Ebert, Terre des hommes, Third World Network (TWN), la Fundación Dag Hammarskjöld, DAWN y el Global Policy Forum.

En el capítulo del informe de Social Watch de este año titulado “Rio+20 y más allá: Sin futuro no hay justicia”, el Grupo advirtió que “las políticas económicas contradicen en muchas ocasiones los compromisos sobre derechos y sustentabilidad, dado que éstas y sus instituciones afines, nacionales e internacionales, ocupan el ápice de los dominios de gobernanza. Estas políticas confían demasiado en los mercados para asignar recursos de las sociedades y distribuir su riqueza, con el crecimiento del PIB como medida definitiva de bienestar. La consecuencia es un incremento en la concentración y en los paquetes accionarios de unas pocas corporaciones transnacionales, en particular en los sectores de alimentos y medicinas”.

La Red Árabe de Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ANND) fue más allá en su capítulo del informe de Social Watch al observar que “las políticas energéticas no sustentables y mal administradas […] sólo han agudizado la amenaza mundial del cambio climático, además de poner en peligro la seguridad alimentaria y del agua por medio de tecnologías como la primera generación de biocombustibles, que desatan una innecesaria rivalidad entre la energía y los alimentos”.

Agronegocios desplazan a las comunidades locales

Mirjam van Reisen, de la Universidad de Tilburg (Holanda), y Simon Stocker y Georgina Carr, de Eurostep, una red de organizaciones que trabajan en cooperación creada por la británica Oxfam y la holandesa Novib, criticaron la meta de la Unión Europea de cubrir veinte por ciento de las necesidades energéticas del bloque de un elenco de fuentes renovables que incluye los biocombustibles. Esa política condujo “a la apropiación de tierras por parte de agronegocios colosales, que no sólo desplazan a las comunidades locales sino que contribuyen también a la inseguridad alimentaria, pues tierras antes utilizadas para la producción de alimentos ahora sirven para garantizar la seguridad energética de la Unión Europea”.

Los autores agregan que “la Política Agrícola Común de la Unión Europea también es objeto de intensas críticas por fomentar relaciones comerciales inmensamente desiguales entre los agricultores en Europa y en el Sur global”. Subrayan que la dependencia de la Unión Europea de la importación de pienso para animales, en especial de soja, ha contribuido a la creciente demanda de tierras en el extranjero, causando deforestación, desplazamiento de comunidades y expansión de los cultivos transgénicos en América del Sur, con los consecuentes efectos ambientales y sociales negativos.

Por otra parte, los subsidios de la Unión Europea a las exportaciones alientan la sobreproducción de ciertos cultivos, lo que lleva a colocar su superávit agrícola en el mercado mundial, es decir, a “vender a precios inferiores a los que regirían sin esa distorsión, en muchos casos inferiores aun al costo de producción”, afirman. “Esto ha impulsado en los últimos decenios la tendencia general a la baja de los precios agrícolas mundiales, reduciendo las oportunidades de inclusión equitativa de la producción del mundo en desarrollo en los mercados”.

Van Reisen, Stocker y Carr concluyen que “la competencia por la adquisición de tierras en África y en otros lugares, una respuesta segura a la volatilidad financiera, lleva la producción europea hacia los países en desarrollo y socava la capacidad de subsistencia de los pequeños agricultores”. Mencionan que trescientas mil hectáreas de tierras fueron adquiridas en Etiopía para la producción agrícola intensiva de exportación, lo que sucedía al mismo tiempo que organizaciones humanitarias procuraban fondos para luchar contra la creciente hambruna causada por la pérdida de los medios de vida de la población rural.

Los autores también acusaron a la “autorregulación del sector privado”, un “enfoque adoptado y fomentado por la Unión Europea en común con otros países industrializados”.


Publicado: Viernes 03 de febrero de 2012 - 51 Año 2012

El Blog

Calendario

<<   Febrero 2012  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29     

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog